Las fiestas de Navidad se han acabado, y yo este año he tenido la oportunidad de estar aquí, en España. Ahora os explico por qué!

A cada voluntario/a europeo/a le asignan un mentor o una mentora, una persona del país de acogida que le ayuda, como un amigo/a, que si tiene un problema escucha y ayuda.

Nosotros tenemos a Gloria, una chica que ha hecho su SVE en Polonia hace unos años y conoce la alegría y las dificultades que esta experiencia conlleva.

Gloria me ha invitado a pasar la víspera de Navidad con la su familia y sus amigas, en Coín, un pueblo no muy lejos de Pizarra, en el Valle del Guadalhorce.

La noche entre el 24 y el 25 de diciembre se llama “Nochebuena” y, como en las familias italianas, se suele pasar comiendo juntos/as.

En su familia la cena no empieza hasta que el Rey no termina su discurso. España es una monarquía parlamentaria, lo que significa que existe un parlamento pero el Rey tiene la función de representación y garantía de la unidad del país.

La tradición del mensaje de Navidad nace en el 1937 con la dictadura de Franco.

Inicialmente era un discurso que se hacía el ultimo día del año. Desde 1974, cuando termina el gobierno de Franco, se viene haciendo en Nochebuena.

Mientras el Rey habla, todos ya estamos sentados a la mesa, impacientes, picando una aceituna aloreña (¡yo más de una!) o una patata frita.

¡Después se puede comenzar!

Los entrantes son con carne y queso. En la foto de la izquierda podéis ver el Jamón Serrano, el jamón de España. A la derecha, tres tipos diferentes de carne, la carne rellena, la carne Mechá y el rulo de carne picada con huevo cocido.

La carne rellena lleva adentro: carne picada mezclada con ajo, perejil, jamón y huevo, jamón cocido, chorizo crudo y huevo cocido. Todo se cocina con vino blanco y manteca de cerdo.

La carne Mechá es una especialidad andaluza. Es lomo cocido en una olla con manteca de cerdo, vino blanco, aceite de oliva y aromas (ajo, pimienta y laurel).

Como plato principal la cena hay mariscos.

De izquierda: Patas de centollo, gambas, navajas y percebes.
Concha fina

Por fin el el postre. O mejor, los dulces. El turrón, normalmente de almendras, de chocolate o el helado de turrón casero, ¡súper rico!

Los Mantecados y los Polvorones, un dulce hecho con harina, manteca de cerdo y azúcar.

Los mantecados en Coín se pueden encontrar todo el año, pero normalmente están hechos con clara de huevo. Sin embargo, los de Navidad se caracterizan por tener la receta que veis arriba y llevar almendras.

Igual que los panettoni en Italia (postre italiano de Navidad), aquí también en España, ya desde el final de noviembre se encuentran a la entrada de los supermercados. Envueltos uno a uno en papel de diferentes colores dependiendo del sabor, están en cestas, y se pueden elegir y mezclar como se quiera.

Y los roscos de vino, dulces con Vino dulce de Málaga, especialidad de aquí.

Durante la cena se escuchan villancicos, canciones de Navidad, que a veces, especialmente en Andalucía, tienen ritmo flamenco.

A medianoche se sale con amigos y amigas, y nosotras también lo hemos hecho así!

¡¿Y la Víspera de Año Nuevo?!

La noche vieja, el 31 de diciembre, estuve en Coín ¡otra vez! Porque en este pueblo, esta noche se celebra de una forma muy particular, como si fuese carnaval! Todas las personas, niñas/os y mayores, grupos de amistades y familias, se disfrazan. Se reúnen en la plaza, donde la música empieza ya desde por la tarde y se espera la a medianoche…¿para brindar juntos? ¡No! Para tomar “las uvas”!

En España se toman las uvas a medianoche en Noche Vieja. Hay quien en la plaza y quien se queda en casa con la familia, pero en cualquier caso, a las 23:59 hay que estar listas/os con 12 uvas blancas en la mano para dar la “campanadas”.  Conectadas/os con el reloj de la Plaza del Sol en Madrid, las campanas, marcan los últimos doce segundos del año. Y, en cada segundo, hay que comer una uva. ¡Dicen que da suerte!

¿Y el seis de enero? En Italia llega la “Befana”, pero aquí nadie la conoce! En España llegan los Reyes Magos. ¡Descubridlo en el artículo de Agnese!

Tags:

Deja un comentario