Hoy, 1 de Noviembre, es el Dia de Todos Los Santos y, como en Italia, tambien aqui en España podemos encontrar algunos dulces típicos.

Los Huesos de Santosson un postre hecho de mazapán y huevos, y la sus preparaciòn coincide la cosecha de las almendras.

Su origen data del Siglo XVII, cuando la península ibérica se llamaba Al-Andalus y estaba bajo de la conquista árabe. Fue en este momento che en España se empezò a usar el mazapán, una pasta de almendras y azúcar.    

Lleva este nombre debido a la forma del pastel, un cilindro de 5-6cm, que parece a un huesito, relleno de un almíbar de yema y azúcar. Hoy en día se pueden encontrar rellenos con chocolate, mermelada, cabello de ángel o coco.

Lo  “Huesos de Santos” se pueden comprar ya desde el final de octubre y son de producción artesanal.

La preparación está un poco larga y difícil porque tanto el mazapán como el almíbar tienen que enfriarse.

La siguiente receta se encuentra en el blog de Lola y aquí hay un pequeño video de la televisión española, donde dos cocineros enseñan como hacer lo “huesitos”.

Ingredientes:

Mazapan:

250 gr. de almendra molida

200 gr. de azucar

100 ml. de agua

ralladura de limon

 

Dulce de yema:

4 yemas

100 gr. azucar

50 ml. de agua

 

Glasa:

azucar glas

agua

Preparación del dulce de yema.

Poner el agua y el azúcar en un cazo.

Llegar a ebollizione.

Batir las yemas en un cuenco resistente al calor.

Cuando el almíbar llegue al 1050, verterlo sobre las yemas batiendo continuamente.

Ponerlo al baño maría y seguir batiendo hasta que espese mucho (20/25 minutos).

Dejar enfriar.

 

Preparación del mazapán.

 

Hacer un almíbar con el azúcar y el agua.

Cuando llega a 100 grados añadir la almendra con la ralladura de limón.

 

Mezclar y volcar sobre una superficie espolvoreada con azúcar glas.

Cuando se enfríe, amasar hasta tener una masa lisa.

Dejar reposar al menos 1 hora.

 

Extender el mazapán con el rodillo con un grosor de 3 mm.

Cortar tiras de 5 cm de ancho.

Hacer una marcas longitudinales con ayuda de una brocheta.

 

Ir cortando trocitos e enrollarlos en un palito.

Dejar secar durante algunas horas al aire.

 

Poner la yema en una manga y rellenar lo tubitos.

Preparar una glasa con azúcar glas y un poco de agua. Banar lo huesos.

Dejar secar sobre una rejilla.

Tags:

Deja un comentario