Durante el fin de semana del 2 y 3 de febrero, el Carnaval llegó a Pizarra y a sus barriadas de Zalea y Cerralba. Los tres pueblos fueron inundados por la música y los colores y sus habitantes se involucraron en la creación de disfraces de carnaval inspiradas en máscaras clásicas o totalmente originales.

La fiesta comienza en la plaza de la Cultura con la degustación de chocolate caliente acompañado por los “churros”, la famosa masa frita típica de España.

El desfile atraviesa todo el pueblo de Pizarra, además de la carroza principal que guía el desfile, muchos/as habitantes pizarreños/as han realizado hermosos disfraces de carnaval: desde las más clásicas, como las venecianas, hasta las más exuberantes como las lavadoras o “black Friday”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La escuela de fútbol, con sus pequeños/as jugadores y sus familia, representó el famoso dibujo animado “Alicia en el país de las maravillas”. Además de una madre que representa a Alicia y un señor disfrazado de Reina de Corazones, como homenaje a la igualdad de género, los papás y las mamás y los y las niñas van disfrazados de cartas de corazones, el conocido ejercito de la Reina, prestando atención a unir las lanzas para crear un pasaje cada vez que el desfile se para y la Reina tiene que pasar.

Lo que más me impresionó de este Carnaval fue la atención particular que muchos grupos han prestado al tema social de la igualdad de género, la violencia contra las mujeres y el respeto mutuo.

Además del ya mencionado grupo de “Alicia en el País de las Maravillas”, queremos prestar atención al grupo de “BRUJAS SÓRICAS”, las Brujas feministas. En esta ocasión, he podido hablar con Ana Hevilla y Maria José Subires, dos de las participantes de este importante proyecto, para saber más sobre él.

 

 

El proyecto se llama “Espacio Sórico”, y involucra a varias asociaciones de las zonas rurales de Málaga, “la idea nace del mito de que las brujas son malas y feas –  me explica Ana – cuando en realidad el significado de la palabra bruja es <mujer con poder>”. Esto me recuerda a las ancianas señoras de Salento en Italia que, sin ningún estudio médico, tenían habilidades curativas.

“Esta figura muestra – sigue Ana – cómo ha interesado a lo largo de la historia restar valor a las mujeres que no se contentaban con hacer lo que se esperaba de ellas sino que quisieron forjar su propia vida. De ahí <bruja> como una mujer de forma atrevida y poderosa a bruja como insulto”.

Nuestro mensaje es que somos mujeres poderosas y queremos <barrer con nuestra escoba> las ofensas patriarcales que cada día encontramos en nuestro camino: falta de coeducación en la escuela, diferencia salarial, hipersexualización de la infancia, hombres que acosan en el trabajo y acoso callejero […] montones de micromachismos. Elementos que en nuestro día a día vemos a diario y que son injusticias cotidianas para la mitad de la población.”

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

“Somos un grupo de mujer feministas – añade Maria José – que nos unimos con el objetivo de crear un espacio de mujeres en el que podamos formanos, apoyarnos unas a otras y crecer juntas. En el espacio de este proyecto, surge la idea de disfrazarnos para el carnaval, porque se trata también de divertirnos, de que no todo sea sufrir o pasarlo mal, sino que también queremos seguir trabajando por la igualdad pero pasándolo bien”.

Esta iniciativa de las “Brujas del Valle del Guadalhorce” encaja muy bien en la iniciativa de la diputación de Málaga contra la violencia contra la mujer, a la cual también ha adherido el ayuntamiento de Pizarra y sus barriadas Zalea y Cerralba, a través de la colocación de especiales señales de tráfico de sensibilización.

 

 

Al final de la velada, “Alicia en el país de las maravillas” gana el concurso municipal como mejor disfraz pero, en mi opinión, toda la comunidad Pizarreña y  del Valle del Guadalhorce han ganado por la atención particular a las cuestiones sociales y el uso de una fiesta como el Carnaval para sensibilizar con sonrisas y alegría.

La noche continúa con las “Murgas” de Málaga, un grupo musical satírico de la cultura andaluza que, especialmente durante el carnaval, se disfraza de varios personajes, componiendo e interpretando canciones originales y tratan los diversos temas de la sociedad andaluza y española.

 

Tags:

2 thoughts

Deja un comentario